Restauración de Daños Por Agua – Para Restauradores con Prisa | Parte 3

Facebook
Twitter
LinkedIn

Parte 3 de 8

La lección clave de esta sección es que muchos restauradores afirman que cuando el agua entra en contacto con el suelo, automáticamente se convierte en agua sucia, lo que lleva a un cambio de categoría. Algunas personas hacen afirmaciones simplistas, como “Tú NO la beberías”, mientras que otros basan los cambios de categoría en factores como la presencia de crecimiento microbiano (MOHO). Sin embargo, como se explicó en el artículo anterior, los materiales Regulados y Peligrosos no son lo mismo que la categoría de agua y pueden causar confusión al intentar categorizar.

Es esencial considerar un escenario. Toma, por ejemplo, el agua que usas para limpiar el piso. ¿Esa agua, por la misma lógica, no experimentaría un cambio de categoría? Puedes argumentar en contra, diciendo que usaste un limpiador y que se ve y huele limpio. Sin embargo, ¿Lo has probado? ¿Qué prueba puedes proporcionar de que está en condiciones sanitarias? Como leerás más adelante, hay cosas que entender y considerar; de lo contrario, prepárate para enfrentar desafíos.

Categorización

Para predefinir la categoría del agua, se deben considerar ciertos factores. La fuente de la pérdida (de dónde provino) es más crucial que la causa de la pérdida; son dos cosas diferentes. El tiempo y la temperatura desempeñan roles significativos; considera cuánto tiempo han estado afectados los materiales, junto con la temperatura de los materiales, no solo la atmósfera. Al igual que los alimentos dejados fuera del refrigerador se echan a perder más rápido debido a la temperatura y la duración que han estado sin atención.

Consejo Profesional: Mide la temperatura de los materiales afectados con tu cámara de imágenes térmicas durante las evaluaciones. Esto agrega datos valiosos más allá de identificar áreas frías o calientes, contribuyendo a una evaluación más integral. 

Considera las condiciones del hogar; ¿Ha sufrido la estructura daños por agua antes? Tal vez, las condiciones de vida de los ocupantes sean precarias. Además, las mascotas, sí, lo leíste bien, las mascotas pueden ser un factor atributivo para un posible cambio de categoría. Otra consideración son tus observaciones olfativas (olores); los olores se vuelven más fuertes cuando la fuente del olor ha sido afectada. Estos son solo algunos de los factores a considerar al realizar tu evaluación.

Sin embargo, para obtener evidencia científica adicional, el uso de un Medidor de ATP (Adenosina Trifosfato) fortalecerá significativamente tu documentación. Este dispositivo implica un hisopo de algodón especial que se frota contra una superficie, generalmente midiendo 2 pulgadas por 2 pulgadas. Una máquina especializada evalúa el nivel de brillo (energía), proporcionando un valor numérico para medir la limpieza del área. Cuanto mayor sea el 

número, menos limpia será la superficie, indicando su potencial para contribuir al crecimiento de bacterias y otros patógenos.

Una manera fácil de establecer lo que podría considerarse una Categoría 1 es usar un hisopo de ATP en una fuente de agua limpia, como un grifo (con buena calidad de agua). Al comparar esta medida base con las áreas que has probado, es similar a usar un medidor de humedad donde determinas los estándares de secado. Imagina capturar todo este proceso en video para promover la transparencia y reducir posibles disputas con respecto a la categorización de daños por agua.

Ahora debemos entender que actualmente, la edición S500 de 2021 tiene 3 categorías: Categoría 1, 2 y 3. Esto está destinado a evaluar el riesgo potencial que tú y el ocupante enfrentarán al intentar tomar una decisión. Sin embargo, muchos tratan la categoría 2 como si fuera ligeramente sucia y manejan la pérdida como una categoría 1. Recuerda, la categoría 2 lleva una cantidad significativa de contaminantes,—- no insignificante. Esto significa que aún es un riesgo tanto para el ocupante como para ti. Incluso indica en el S500 (página 60, sección 12.3 Procedimientos de Remediación para Categoría 2 o 3): la remediación (eliminación/limpieza) DEBERÍA ocurrir antes del secado restaurador… Un entorno puede estar contaminado como resultado de daños preexistentes. Los procedimientos de remediación NO DEBEN variar, independientemente de si los contaminantes son el resultado de intrusión de agua o daños preexistentes. ¿Qué significa esto? Bueno, las categorías 2 y 3 corren el mismo riesgo y no deben minimizarse.

Cuando te enfrentas a daños por agua, los dueños de edificios a menudo sienten la necesidad urgente de extraer el agua e iniciar el proceso de secado. En casos de agua del drenaje (Categoría 3), algunos incluso pueden considerar la desinfección rápida y la colocación de equipos como solución. Pero si has seguido hasta ahora, es posible que te estés preguntando, ‘¿No estamos poniendo en riesgo a nuestro equipo y ocupantes?’ La respuesta es un rotundo ‘sí’, y aquí es donde el concepto de ‘estabilización’ se vuelve crucial. Muchas personas equivocadamente equiparan el secado con la estabilización, pero no son lo mismo. El objetivo principal de la estabilización es proteger tanto al equipo como a los ocupantes, así como la estructura no afectada.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Luis Suarez

Luis Suarez is a seasoned Technical Educator and Consultant with over a decade of experience in the Restoration industry. His journey in this field is marked by a passion for education and a strong commitment to helping others succeed.

As the founder and leader of RestorRight Bilingual Academy, Luis has created a dynamic platform aimed at advancing knowledge and skills within the restoration community. This endeavor was inspired and supported by Recovapro LLC, a prominent water and fire restoration company whose mission aligns with Luis’s dedication to education and mentorship.

Luis’s primary objective is to guide and mentor aspiring professionals in the restoration industry, helping them navigate the challenges that come their way. His immediate goal is to become an approved IICRC (Institute of Inspection, Cleaning, and Restoration Certification) instructor, enabling him to provide certification courses in both English and Spanish. This reflects his commitment to making high-quality training accessible to a broader, more diverse audience.

Beyond his professional pursuits, Luis is a loving husband and the father of two energetic youngsters who keep him on his toes whenever he’s not furthering his own education.

Luis is eagerly anticipating the upcoming opportunity to travel across the United States, sharing his knowledge and expertise with students in both English and Spanish through IICRC certification courses. His journey in the restoration industry is marked by dedication, a passion for education, and a drive to make a positive impact.

Latest Posts
Most Popular

Hey there! We're glad you're here!

This content is only available for subscribers. Please enter your email below to verify your subscription.

Don't worry! If you are not a subscriber, simply enter your email below and fill out the information on the next page to subscribe for FREE!

Back to homepage